<ANTERIOR

La Ciencia en México

 

René Salgado DelgadoJosé Ramírez Flores2

1Instituto Tecnológico de Zacatepec / Coordinación de Investigación renesalgado@hotmail.com

2 Facultad de Química, Universidad de Guanajuato, Col. Noria Alta S/N, Guanajuato, Gto.

 

 

 

RESUMEN

Hoy en día el desarrollo tecnológico en el mundo está supeditado al conocimiento y su aplicación para un bien de consumo. Los países desarrollados  mantienen control sobre la producción bienes y aseguran mantener el liderazgo para el desarrollo de sus países. En la actualidad, los países en desarrollo tienen la necesidad de importar tecnología y bienes de consumo lo cual genera costos elevados y nula competitividad, el reto consiste en competir en producción e importación de bienes de consumo y lo que es mas importante la transferencia tecnológica al mundo  teniendo control con las patentes de los desarrollos generados. Es importante que los países como México inviertan mas recursos económicos en el rubro de ciencia y tecnología para dejar de depender y comenzar a mostrarle al mundo la capacidad capital científico intelectual y tecnológico con el que contamos. Nuestro gobierno debe considerar prioritario mayor inversión en este rubro que de no ser así, seguiremos dependiendo de la tecnología extranjera y seguiremos teniendo fuga de capital científico intelectual.

 

La importancia de la ciencia en Nuestro País

 

Los país desarrollados están a la vanguardia en ciencia y la tecnología, ellos son los que deciden y venden su desarrollo científico y tecnológico a países que se encuentran en vías de desarrollo haciéndonos dependientes  de ello y esto, a cualquier país que tenga que comprar tecnología le cuesta dinero.

Existen muchos productos que se pueden ver en el mercado Mexicano y que pueden consumirse a diario que tiene patentes extranjeras como es el caso de un café soluble muy conocido aquí, el cual su patente se encuentra en Suiza,  el famoso auto que se conoció en sus inicios como escarabajo vendiéndose en gran cantidad en México y en el Mundo el cual la patente esta en Alemania, los medicamentos son otro ejemplo claro de productos y así podemos citar un gran número de productos que resultan de un desarrollo tecnológico por el cual hay que pagar regalías debido a la patente que presentan.

Por ello es importante que el gobierno de nuestro país se preocupe e invierta en hacer ciencia generando un bien de salud o consumo y poder competir.

 

La capacidad de crear Tecnología y presentarla al Mundo.

 

            México tiene la capacidad intelectual científica y los recursos naturales necesarios para despuntar en el área científica-tecnológica.

México tiene la capacidad de innovar, tiene la capacidad crear y mostrar al mundo desarrollo tecnológico mexicano. Prueba de ello tenemos al Ing. Guillermo González Camarena quien a los 17 años construye su primera cámara de televisión y a los 23 años patenta el sistema de color incluido en las televisiones. Otro ejemplo es el caso del Ingeniero José de la Herran que desde adolescente,  junto a su padre diseñaron y construyeron más de 100 radiodifusoras en todo el país como por ejemplo la XEW y la XEQ.

Actualmente el país tiene talento, que hay fuga de cerebros, es cierto, que no hay el suficiente apoyo económico como se requiere  para realizar investigación, es cierto. Pero lo que no podemos negar es que el talento  existe. Existen muchos científicos Mexicanos que con todas las limitaciones económicas se encuentran aportando sus conocimientos en logros de desarrollo científico tecnológico para bien de la humanidad.

Estos científicos contemporáneos están poniendo el nombre de México en alto a nivel internacional.

Cuando escuchamos en la televisión hablar de  las nanotecnologías y el avance revolucionario que ésta traerá con bienes a la humanidad, detrás de ella hay científicos mexicanos trabajando como son el “Dr. Humberto Terrones Maldonado” IPICYT de San Luís Potosí,   El  “Dr. Víctor Castaño Meneses” CFATA Querétaro.  Con relación a los trabajos de Células madre tenemos las aportaciones del  Dr. Eduardo Gómez Conde, jefe del Laboratorio de Investigación en Biología Celular y Patología Experimental de la Facultad de Medicina de la BUAP donde obtienen las primeras células madres de la medula ósea para ser aplicados a pacientes con problemas de leucemia. En lo que respecta a la clonación, en el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, el doctor Luís Alfonso Vaca y su equipo de investigación, realizan exitosamente clonación de genes en microorganismos para fines médicos.

A todo esto si le aunamos que nuestro país goza de una gran infinidad de recursos naturales poco explotados o mal explotados y que aplicándoles desarrollo tecnológico podemos conferirle a este recurso natural  un valor agregado para bien de consumo.

Por todo esto, México tiene potencial de intelecto científico y además tiene los recursos naturales a la mano.

 

Importancia sobre la Inversión en capital intelecto científico en nuestro País.

 

            Como bien lo dice el Dr. René Drucker coordinador de investigación científica de la UNAM. Lamentablemente, la ciencia nunca ha sido prioridad para ningún gobierno en nuestro país, la ciencia ha sido una actividad tolerada a la cual se le ha asignado un presupuesto insuficiente pese a ello se ha mantenido a cierto nivel pero con ciertas insuficiencias.

            Mientras que el gobierno de México continúe con esta política seguiremos teniendo la necesidad de importar desarrollo tecnológico y seguirá la fuga de cerebros, fuga de talento mexicano  y  estaremos viendo pasos cortos en el avance de esta materia.  Mientras que en los países desarrollados como Estados Unidos, Alemania, Japón, Inglaterra invierten un poco mas del 2% del producto interno bruto en ciencia y desarrollo tecnológico. Hasta el 2003, México ha logrado invertir solo hasta el  0.44% por este concepto (Ver Tabla A).  

Una solución a este problema es que el gobierno tome en cuenta a la ciencia y tecnología dentro de su política con mayor interés de apoyo, priorizándolo como un elemento fundamental para el desarrollo del país. Esto quiere decir que se debe incluir dentro del plan de desarrollo nacional a la ciencia y tecnología como pilar fundamental de crecimiento.  De no ser así México estaría destinado a seguir dependiendo de la compra de tecnología extranjera y lo mas lamentable  hasta de tener que  importar alimentos básicos como se está haciendo ya actualmente. A la llegada  de la nueva administración del Lic. Felipe Calderón  en nuestro país se especuló que la inversión en ciencia y desarrollo sería por debajo del  0.40% . Con el nuevo gobierno en México y la nueva estructura en la cámara de Senadores y diputados, se podría lograr mayor apoyo económico a la investigación Esta es una parte complicada ya que se debe convencer a los partidos políticos para lograr incrementar el presupuesto en  ciencia y tecnología al 1% del PIB lo cual significan 10 mil millones de pesos para este sector lo cual no representaría una carga fiscal para el país. El convencimiento al estado estará sujeto a generar un compromiso de entrega de resultados y en la medida que esto se dé también se tendrá que ir expandiendo el sistema científico nacional (incrementar el numero de científicos a nivel nacional). 

 

 

TABLA A. Gasto en investigación y desarrollo experimental como proporción del PIB, por  país, 1993-2003

País / año (%)

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

Alemania

2.35

2.26

2.26

2.26

2.29

2.31

2.40

2.45

2.46

2.49

2.52

Canadá

1.63

1.77

1.74

1.69

1.68

1.79

1.82

1.93

2.08

1.97

1.95

Corea

2.22

2.44

2.50

2.60

2.69

2.55

2.25

2.39

2.59

2.53

2.63

Chile

0.63

0.62

0.62

0.58

0.54

0.54

0.55

0.56

0.57

0.60

-

Estados Unidos de América

2.52

2.42

2.51

2.55

2.58

2.60

2.66

2.74

2.76

2.65

2.68

España

0.91

0.81

0.81

0.83

0.82

0.89

0.86

0.91

0.92

0.99

1.05

Francia

2.40

2.34

2.31

2.30

2.22

2.17

2.16

2.15

2.20

2.23

2.18

Italia

1.13

1.05

1.00

1.01

1.05

1.07

1.04

1.07

1.11

1.16

-

Japón

2.88

2.76

2.89

2.77

2.83

2.95

2.96

2.99

3.07

3.12

3.15

México

0.22

0.29

0.31

0.31

0.34

0.38

0.43

0.37

0.40

0.40

0.44

Reino Unido

2.12

2.07

1.98

1.88

1.81

1.80

1.87

1.86

1.87

1.89

1.88

         Referencia:

               Para México y Chile 1993-1994: CONACYT. Informe General del Estado de la Ciencia y la Tecnología, 2004. México, D.F., 2004.

               Para México y Chile 1995-2003: CONACYT. Informe General del Estado de la Ciencia y la Tecnología, 2005. México, D.F., 2005.

               Para México , 2006:  periódico:  la jornada.

               Para los demás países, 1993: OCDE. Main Science and Technology Indicators, Volumen 2000/2.

               Para los demás países, 1994-1995: OCDE. Main Science and Technology Indicators, Volumen 2001/2.

               Para los demás países, 1996: OCDE. Main Science and Technology Indicators, Volumen 2002/2.

               Para los demás países, 1997: OCDE. Main Science and Technology Indicators, Volumen 2003/2.

               Para los demás países, 1998: OCDE. Main Science and Technology Indicators, Volumen 2004/2.

               Para los demás países, 1999-2003: OCDE. Main Science and Technology Indicators, Volumen 2005/2.

 

 

Expansión del sistema científico nacional.

 

Una expansión del sistema científico nacional implicaría la necesidad de generar empleos para la nueva generación de científicos mexicanos, esto aseguraría el empleo y evitar así la fuga de cerebros.

Aproximadamente el 92% de las empresas nacionales entran dentro del rubro de las pequeñas y medianas empresas a lo cual se les denomina las (Pymes) que no desarrollan tecnología y es imperante poder fortalecerlas mediante un sistema de capital de riesgo que este sería operado por el conacyt con lo cual se contrataría a jóvenes doctores que generen productos con valor agregado y hagan crecer a esas empresas sobre todo en el área farmacéutico y el campo. Actualmente la salud y alimentación en nuestro país están en manos de empresas transnacionales. Se tiene que innovar e incorporar tecnología en empresas farmacéuticas mexicanas pequeñas y medianas., en el campo se tiene que incorporar biotecnología moderna a las cosechas para poder tener no solo el abasto agrícola para el país sino para exportar.

 

Esperemos que la administración del nuevo gobierno, a quien le debemos el rumbo de nuestro país, se preocupe por destinar el recurso suficiente a la ciencia y tecnología para coadyuvar a la independencia tecnológica de México.

 

MENU

SIGUIENTE>